Ignacio se corre conectado a una cam porno en directo

Ignacio es un chico de treinta años que trabaja como profesor de prácticas en la autoescuela de su pueblo donde le pagan muy bien y tiene bastante tiempo libre por lo que está todo el día enganchado al Tinder en busca de conocer chicas con las que tener buen sexo vaginal lo que pasa es que entre semana muchas noches se corre conectado a una cam porno en directo viendo a una jovencita completamente desnuda gimiendo de placer mientras se mete los dedos en el coño y esta tarde de viernes en la que está aburrido en casa se va a meter en la cam porno de una universitaria tetona con la que se va a pegar una tremenda corrida lo que pasa es que está tan buena que le han entrado ganas de tener sexo así que se va a meter en el Tinder a buscar chicas y ahí es donde va a conocer a Mireia, una rubia de treinta y tres años que para nada aparenta su edad que acaba de plegar de trabaja de la clínica dental donde trabaja como recepcionista y busca un plan interesante para esta noche así que Ignacio le va a proponer cenar fuera e irse al cine a ver alguna película y la verdad es que la noche va a ir muy bien ya que se van a estar enrollando después de salir del cine hasta que Mireia se ponga cachonda y le diga de irse a un descampado con el coche para follar.